Zoom

Tomi Ungerer: tesoros de su colección

Próximo a cumplir 85 años, el genio creativo de Tomi Ungerer no descansa. Célebre por sus ilustraciones al servicio de la mordacidad (Black Power, White Power,1967), la crítica al poder, la observación cotidiana (Fear of Feelings,1982), el absurdo y la erotica extrema (que le valieron la censura en algunos países), los aforismos visuales de Ungerer se rebelan frente a la banalidad del texto escrito. Para Tomi Ungerer, el dibujo debe ser conciso,“y hablar sin ningún tipo de globo ni nada. Debe saltar a la vista y ser claro.” Sin embargo, en el amplio universo de la ilustración infantil, Ungerer considera a los chicos como jóvenes adultos que entienden rápido y hay que desafiarlos a nuevas palabras e ideas.

Escritor y dibujante (“aunque todos me definen como ilustrador”), su visión única acerca de la literatura y la educación en la niñez le valieron a Ungerer –entre muchos premios de enorme trascendencia– ser nombrado Primer Embajador de Europa para la Infancia y Educación en 2003. Desde sus inicios en 1956 en la ciudad de New York, –hasta la década del 70, luego se mudó a Canadá–, Ungerer resultó de gran influencia para personalidades extraordinarias como Maurice Sendak, Eric Carle, y Shel Silverstein, quienes no disimulan su admiración al ilustrador hijo de relojeros nacido en Estrasburgo.

“Creo que la propia realidad en sí ilustra el absurdo. Pero en términos de mi filosofía, una de mis frases famosas es “No espero, le hago frente.” Soy totalmente realista. No creo en las ilusiones. Lo que realmente me sorprende es el absurdo total de nuestro mundo” dice en entrevista en el Paris Review, donde aborda temas como Charlie Hebdo (“cada bala disparada a mis hermanos ha golpeado a mi conciencia”), su admiración por Saul Steimberg, la crueldad de la Guerra y su infancia bajo el cruel regimen nazi: “a su modo, Goebbels fue de enorme influencia para mi, porque crecí bajo la propaganda nazi. Goebbels me mostró que si quieres destruir a tu enemigo, debes utilizer sus propias armas. Que es lo que hice. Luché contra el fascismo y la violencia, pero con la misma técnica, las mismas que utiliza el poder.”

En esta ocasión, la editorial Phaidon lanza una edición con ocho de sus cuentos infantiles más famosos, en una edición lujosa a la altura de su mito. El box reúne ocho cuentos de Tomi Ungerer, con clásicos conocidos (Los tres Ladrones, El Hombre de la Luna, Otto), obras recientes aclamados (Fog Island), y las gemas perdidas (El ogro de Zeralda, Flix, El Sombrero, y Emile), algunos de los cuales se publican por primera vez en cincuenta años. Además, incluye material nunca antes visto, una carta de presentación, anécdotas y citas de sí mismo, una entrevista exclusiva con fotografías, bocetos, storyboards, y un detrás de escenas de las imágenes que lo inspiraron. Páginas que reúne una parte de los diversos intereses de Tomi Ungerer. Una vida dedicada a expresarse por medio de la ilustración y el trazo gentil, agudo y comprometido, que según el mismo Tomi, posiblemente no cambie el mundo, pero motive una sonrisa en los lectores.

Otras publicaciones

de Lucas López

Esperando a los sexbots

| Lucas López, Zoom | No Comments
Con resonancias a Black Mirror, las prótesis domóticas de Stelarc (de la belleza del cuerpo al horror tenso) y el artista digital Leandro Garber (figuras femeninas irreconocibles y pétreas), Logging on…

Miyake reverencia a Ikko Tanaka

| Lucas López, Zoom | No Comments
En 2016, Issey Miyake diseñó una serie de estampas con motivos gráficos de su amigo Ikko Tanaka, el diseñador japonés de notable impacto en la historia del diseño universal...

(A)puestas tipográficas

| Lucas López, Zoom | No Comments
el diseñador catalán David Acevedo Queralt construye una serie de (a)puestas tipográficas, cuya morfía surrealista obtiene tanto equilibrio, –en el orden/ desorden de los elementos – como impacto publicitario...

Cartoonneros: stencil pop

| Lucas López, Zoom | No Comments
En la excavación simbólica de personajes de la cultura pop que reproduce en paredes y puentes, Cartoonneros pone en escena figuras de un tiempo contracultural muy específico que habilita como…

Dejar un comentario