Pinta tu aldea

Por 2016/01/14 Lucas López, Zoom Comments

De la nueva generación de muralistas, Jorge Pomar aka Amor, se revela como una de las figuras que logra captar el ojo en la dosis justa de colores, formas geométricas y diagramas. Formado en las clínicas de Diana Aisemberg, Pomar trabaja con un pie en Buenos Aires y otro en París. En su habilidad para la pintada social en el espacio público, entre el arte de Horfee, el pixação paulista y la figura ilustrada naïve, –influencia de los dibujos infantiles del esencial Tomi Ungerer–, Jorge Pomar hace de la territorialidad su principal método de expresión. Sus graffiti y murales en el barrio de Mataderos, la Isla Maciel (Dock Sud), Curuzú Cuatiá (Corrientes), los incendiarios suburbios parisinos y las medianeras de Fortaleza (Brasil) rompen con el circuito de la ciudad trendy que en ocasiones se convierte –para la mayoría de los artistas del andamio– en un corset que garantiza confort y seguridad.


En ese deslimite, Pomar propone “una presencia simbólica”, que traduce en representaciones universales como animales, números, frutas y elementos orgánicos, con escasa participación de textos. Sin embargo, en esa expresión simbólica también aparece la protesta contra el capitalismo, el negocio de las armas, –a través de su obra “Producción de Armas en Francia 2014: 8.000.000.000 €”– y el llamado a la libertad global, que Pomar transforma en numerosas banderas sobre la pared, como en “Historia e identidad de Dock Sud”. Según el autor, “la obra se encuentra justo en la entrada del barrio, situación espacial que la hace muy visible tanto por su locación como por su tamaño”. Una obra que “trata de contar parte de la historia inmigratoria del país” donde el círculo amarillo, bajo un mismo sol, sintetiza no solo las banderas de cada nación sino la identidad de un barrio popular en toda su complejidad. Formas y estrategias territoriales que reconsideran el modo urbano como un espacio vital.

Otras publicaciones

de Lucas López

¡Kling Klang! Los primeros sonidos argentinos

| Lucas López, Zoom | Comments

La música electrónica se encuentra de parabienes en Buenos Aires. A la reciente muestra “La Música es mi Casa” del diseñador Gastón Pérsico, –a quien le debemos la visita del crítico inglés David Toop como parte de la larga serie de actividades del MALBA en torno a la muestra–, se suma Klang!, un estudio sobre la música concreta y electrónica argentina del período comprendido entre 1959 y 1971…

Ver la música

| Lucas López, Zoom | Comments

Consciente de su tiempo (concepto, sonoridades y cruce de disciplinas proyectuales) el disco 9, de Marco Sanguinetti funciona a modo de tratado sonoro trazado por las partituras de Fluxus, las anotaciones de Cornelius Cardew y los prospectos de la musique concrète al extremo de su decodificación gráfica…

El humor en los tiempos de cólera

| Lucas López, Zoom | Comments

En ocasiones reflexiono sobre el mecanismo del humor en redes sociales, en especial Facebook. Un comentario que cobra distintas formas y que llueven por imitación convocados por cada nueva efeméride, hecho político de relevancia –o mero gossip–, tema espinoso de los diarios, boutade ministeriales…

Futurismo a la carta

| Lucas López, Zoom | Comments
“La audacia y vívida angularidad de las formas de la letra futurista italiana la convierten en una opción natural para el tipo en madera”, dice Louise Fili acerca de su...

Leave a Reply