Paloma Nieri

[Lima, Perú]

Sabores y diseño

Como un signo de los tiempos urgentes y movilizados la diseñadora peruana Paloma Nieri se inclina por mujeres bellas y fuertes. “Si tuviera que mencionar a gente que actualmente me inspira” –dice Paloma desde su estudio en Perú–  “creo que Paula Scher de Pentagram y Jessica Walsh de Sagmeister & Walsh son mujeres que tienen un estilo muy marcado y que rompieron esquemas.” Con el mismo impulso y vigor femenino, la diseñadora lleva su propio proyecto en Lima. Actualmente trabajando en un co-working con amigos de distintas disciplinas en un estudio, desde que se inició como independiente Paloma Nieri valora su espacio y la interacción del trabajo en equipo. “Esa fue mi dinámica desde el inicio y la sigo manteniendo. Tengo a una persona dentro de mi equipo que me apoya con todo el tema gráfico y dependiendo el proyecto voy convocando a mas gente para hacer colaboraciones desde ilustradores hasta arquitectos o fotógrafos.”

Con mucha experiencia en el rubro gastronómico, –luego de varios años de trabajar en un estudio limeño–, Paloma Nieri desarrolla proyectos de branding para restaurantes y diseño de envases, además de dirección de arte fotográfica para revistas, libros y menúes. Por tal razón, sus planes incluyen crecer en el negocio y mejorar cada día conociendo más y mas del mundo gastronómico. “Y aprender dirección de arte fotográfica que es un nuevo mundo para mi –confiesa– “el cual me llena muchísimo y me da la posibilidad de sumergirme en el medio editorial del cual me había desligado hace un buen tiempo.” Cultura culinaria, paladar andino y tradición de sabores que la diseñadora exhibe con autoridad de connoisseur en referencias del circuito como La 73 Restaurant, Pick a Deli y la taberna peruana Isolina, entre otros.

Para Paloma Nieri, el puente que une Argentina y Perú de alguna forma lo construyó Espacio Virgen. “Llegué a Argentina con mucha expectativa y al inicio nada me hacía sentir que había valido la pena haber dejado mi país, pero cuando llegué a Virgen y vi su propuesta de escuela sentí que ahí era donde tenia que estar” valora y resalta Paloma. Una experiencia que la marcó hasta el día de hoy. En cuanto a Perú reporta que hay movimiento para crear nuevos emprendimientos, de destacarse y salir de lo común, “así que como diseñadora creo que es un buen momento para proponer ideas distintas con enfoques mas originales.” Motivos más que suficientes para seguir proyectando una identidad vinculada al packaging y la fusión gastronómica en una región que, más que nunca, ofrece un variado menú de oportunidades para el diseño.

¡Buen provecho!

Apóstoles